Mujeres trans: Necesitamos reformar nuestras leyes para seguir vivas en Centroamérica

0
149

Por José Armando Ojeda

Karla Avelar recuerda sus años de infancia llenos de alegría, desde pequeña le gustaban las prendas femeninas y adoraba pasar horas en el espejo modelando vestidos, tacones y maquilándose. A los 9 años empezó a expresar su identidad de género de manera libre sin saber que le podía causar la muerte en su país El Salvador.DSC03936

A los 19 años, ejerciendo el trabajo sexual, Karla recibió 9 balazos de manos de un cliente, siete años después en el 2005 sufrió otro intento de asesinato por pandillas. Esta vez 5 balazos impactaron en su humanidad destruyendo uno de sus pulmones. La última vez que quisieron terminar con su vida recibió 3 puñaladas.DSC03930

Según Carlos Valdez. de la Asociación LAMBDA en Guatemala, los países más peligrosos para ser una persona lesbiana, gay, bisexual, trans o intersex, son El Salvador y Honduras.

“Nuestras vidas están en peligro y no hay avances a nivel legislativo para garantizar los derechos humanos de la diversidad sexual. Sin embargo, Guatemala y Nicaragua son menos violentos para ejercer una libre identidad”, indica.

Las cifras de crímenes de odio en Centroamérica son alarmantes en vísperas de celebrar el día del orgullo LGBTI. Los registros que llevan los defensores de la diversidad sexual señalan que “hasta junio de 2016 van 35 asesinatos en Honduras, 28 en El Salvador y 30 en Guatemala. En el caso Nicaragua no son reconocidos como crímenes de odio”.DSC03923

ACCESO A LA JUSTICIA, IMPOSIBLE

Miembros de organizaciones LGBT de Centroamérica se reunieron del 21 al 23 de junio en Nicaragua para presentar el informe sobre “Derechos Humanos de las Personas LGBT en Centroamérica” durante el primer Encuentro de la Red de la Diversidad Sexual de Centroaérica (ReDiversa), apoyados por el Proyecto Centroamérica Diferente y financiado por la Unión Europea.

La investigación, que se centró en el acceso a la educación, salud, trabajo y justicia, señala que el principal problema es el acceso a la justicia, sobre todo en el triángulo norte de Centroamérica, “no hay respuesta de los estados, existe retardo en la justicia, los crímenes de odio se tipifican de otra manera, los agresores quedan libres para seguir matando, no se conoce la ruta de denuncia y los funcionarios violentan al colectivo LGBT”, señaló Normán Gutiérrez, Director de CEPRESI en Nicaragua.

DSC03913

Guatemala, Honduras y El Salvador son los países más atrasados en garantizar los derechos de la comunidad. En cambio, Nicaragua y Costa Rica muestran avances significativos en sus marcos jurídicos, reflejados en menos crímenes de odio.

Galilea Bracho, al igual que Karla, es sobreviviente de crímenes de odio por el hecho de ser una mujer trans género. Lleva cicatrices en su rostro y cuerpo producto de la transfobia que existe en Guatemala, al igual que en el resto de países de la región. A los 18 años se vio obligada a ejercer el trabajo sexual porque se le negó el derecho a la educación y a un trabajo por ser una chica trans: “No podemos estudiar, acceder a la salud integral, al trabajo formal, lo que nos orilla a trabajar como estilistas, meseras o trabajadoras sexuales”.DSC03902

“Estamos sufriendo mucha violencia por nuestra orientación sexual e identidad. Llevamos más de 30 crímenes de odio de mujeres trans género, por lo que necesitamos reformas urgentes en nuestras leyes para seguir vivas”, manifestó preocupada Bracho.

Atiani Larios, activista trans de Nicaragua, explica que a pesar de penalizar la discriminación en su país, disponer de protocolos de atención integral a la diversidad sexual y una resolución ministerial que sanciona la discriminación por orientación sexual o identidad de género, hay serios problemas en la aplicación de las leyes.DSC03895

“Como mujeres trans no podemos ingresar a las universidades y a los trabajos formales del sector público y privado. Necesitamos una ley de identidad de género que nos ampare y garantice nuestro desarrollo integral en cada país”, dice.

Para mejorar la situación de derechos humanos de la diversidad sexual van a “implementar un plan de incidencia política en los 4 países y promover el ejercicio de ciudadanía, para que la población se sienta sujeto de derecho. Se capacitará y sensibilizará a los operadores de justicia para que mejoren la aplicación de las leyes”.DSC03893

Los activistas de la Diversidad Sexual la Red Diversa harán un trabajo de incidencia política a nivel regional para exigir a los 4 estados de la región respuestas a las violaciones a los DDHH y crímenes de odio a la comunidad LGBTI centroamericana.

Dejar respuesta