Indignante. En Kenia está permitido hacer pruebas anales a hombres ‘sospechosos’ de ser gays.

El fallo del 16 de junio del Tribunal Superior de Mombasa confirma la legalidad de la realización de pruebas anales a hombres sospechosos de mantener relaciones homosexuales. Para Amnistía Internacionales inaceptable e indignante, y obvia las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

La sentencia, explica la ONG, se ha dictado en respuesta a una demanda presentada por dos hombres para solicitar que se declararan inconstitucionales las pruebas a que habían sido obligados a someterse en febrero de 2015.

El juez Mathew Emukule sostiene increíblemente que hay base suficiente en la legislación keniana para la injerencia en la anatomía humana con objeto de recopilar indicios médicos de un delito, incluida la sodomía. También afirma que los demandantes consintieron en las pruebas.

En su demanda de inconstitucionalidad, los dos hombres dijeron que los médicos del Hospital General de Coast, principal hospital publico de Mombasa, habían conspirado con los agentes encargados de hacer cumplir la ley para practicarles exploraciones anales forzadas en contra de sus derechos.

Muthoni Wanyeki, directora regional de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos, dijo que “las exploraciones anales practicadas a la fuerza a hombres por presuntas relaciones homosexuales son un acto horrible, que viola la prohibición de la tortura y otros malos tratos establecida en el derecho internacional. No debe permitirse que continúen practicándose”.

Wanyeki afirmó que no es de la incumbencia del gobierno probar si se han mantenido o no relaciones homosexuales consentidas: “Constituyen una violación del derecho a la intimidad”.

➤ Las exploraciones anales forzadas violan múltiples tratados que Kenia ha ratificado, entre ellos la Convención contra la Tortura , el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.

 

Dejar respuesta