“Si eres machito, defiéndete”… Y Antonella alzó la voz

0
859

Brenda Álvarez (*)

Foto: Luis Centurión Gómez

El día 18 de mayo recibimos en nuestras oficinas a Antonella, una muchacha de 19 años, quien había logrado escapar de su casa tras ser encerrada por su madre y padrastro después de la última noche de agresiones psicológicas y físicas por su orientación sexual.

Perú: Joven lesbiana denuncia penalmente a su madre por agresión

Ella venía siendo víctima de actos de violencia física y psicológica de manera sistemática por parte de sus familiares por el hecho de ser lesbiana desde el año 2015 Estos actos de violencia y discriminación fueron incrementándose conforme pasó el tiempo e hizo visible su orientación sexual y su relación afectiva con su novia. Las agresiones a las que fue sometida iban desde calificativos empleados de forma peyorativa como: “machona” y “demonio”, el retiro de los estudios superiores por su negativa a dejar de ser lesbiana, amenazas de internamiento en un centro de rehabilitación para “volverla heterosexual”, encierros en su casa, impedimentos de comunicación con sus amigos y novia, hasta agresiones físicas.

En la madrugada del 18 de mayo su madre le reprochó a Antonella el hecho de haber interpuesto una denuncia anterior contra ella por los maltratos que le profería por ser lesbiana. Luego de esto, ello padrastro de Antonella empezó a golpearla, la pateó en el pie, la empujo, le quito el aire impidiendo su respiración y le profirió diversos puñetes en diversas partes de su cuerpo. Mientras la golpeaba, su padrastro hacía referencia a su condición de lesbiana, diciéndole: “si eres machito, defiéndete”.

Por estos hechos ella, en compañía del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX., hemos interpuesto denuncia penal por el delito de discriminación (323 del Código Penal) contra sus agresores y un proceso de violencia familiar a fin de garantizar su integridad física y mental, su vida y sobre todo obtener justicia para ella.

Esta es la primera denuncia penal por el delito de discriminación en la que los denunciados son integrantes del grupo familiar, en este caso la madre y el padrastro; sin embargo, esta situación no es ajena a todo el colectivo LGTBI en el Perú, la violencia y discriminación no solo se perpetra en el espacio público, también al interior de las familias, dejando en absoluto desamparo a adolescentes LGTBI, que como Antonella, sufren este tipo de vejámenes. La discriminación en ningún caso está justificada, menos cuando es realizada por personas que tienen obligaciones de cuidado y protección como en este caso su madre y su padrastro.

Esperamos que las instancias de justica, principalmente el Ministerio Público y el Poder Judicial, actúen a la altura de las circunstancias, inicien las investigaciones de modo diligente, accionen las medidas de protección que sean necesarias para protegerla y que sobre todo le garanticen justicia. La discriminación por homo/lesbo/transfobia no son atentados que van más allá de la persona agredida, laceran a nuestra sociedad en su conjunto y en esa medida esperamos acciones judiciales ejemplares.

Abogada de Promsex a cargo del caso de Antonella (*)

Comments

comments

Dejar respuesta