La violencia que afrontan las lesbianas en el Perú y de la que nadie quiere hablar

0
852

Amenazas, insultos, agresiones cotidianas, palabras de odio, violaciones para ‘corregir’. Lo que viven las mujeres lesbianas en el Perú es un tema del que se habla poco. A muchas de ellas les aterroriza convertirse en noticia. Son pocas las que se atreven a enfrentar lo que viven, las que denuncian, las que dan pelea. Pero es cuestión de tiempo. Más voces se alzan, día a día.

El colectivo de Lesbianas Independientes Feministas Socialistas (LIFS), presentó el documento “Aportes Críticos para una Política Pública de Visibilidad de las Violencias que viven las Lesbianas y Mujeres con Sexualidades no Hegemónicas”, donde se señala que “la población lesbiana, dentro de los sistemas de poder, no sólo se encuentra en una situación de vulneración”. También tiene un protagonismo, pero -de acuerdo con el informe elaborado por la activista y trabajadora social Marivel Saldaña, “la sociedad organizada a través de sus diferentes instituciones e imaginarios, así como el Estado, a través de sus políticas, han invisibilizado por acción u omisión dicha actoría, en razón del mantenimiento heteronormativo”. 

La sociedad y el Estado peruano, advierte el informe, ocultan a las lesbianas a tal punto que no aparecen en los proyectos, planes, programas, servicios, investigaciones, data, o cualquier otro instrumento que refiera la existencia de esta población. “No hay ninguna investigación sobre la calidad de salud hacia las mujeres lesbianas, sobre sus demandas e intereses, sobre los servicios brindados para atenderlas; no existe ninguna política que las nombre explícitamente como sujetas de derechos, tampoco ninguna política o instrumento que priorice o llame la atención sobre el acceso a los sistemas de justicia; no existe ningún plan o servicio que atienda a adolescentes o niñas lesbianas, violentadas o discriminadas en el entorno familiar, educativo, etc.”, refiere el documento.

TE IGNORO

En el Perú, no existe ningún registro oficial que aborde la magnitud del problema de la violencia ejercida hacia las personas lesbianas y bisexuales.

Si bien existen servicios de atención para las víctimas de violencia familiar (no son sólo para mujeres ni hacia las mujeres), ninguno visibiliza que dicha violencia tiene a la base una jerarquía heteronormativa, apunta el documento.

“El silencio, y los obstáculos para develar este problema, colocan al Estado en una preocupante situación de complicidad y responsabilidad, en tanto es garante de los derechos humanos de todas y todos. Si la violencia hacia las mujeres heterosexuales, está naturalizada y muchas veces se coloca la responsabilidad en la propia víctima; la violencia hacia lesbianas y bisexuales, es en el imaginario, una consecuencia al desacato y desobediencia de las normas sociales, siendo por ello, justificada, permitida, e incluso promovida ampliamente”, se sostiene.

Según el Informe Anual de Derechos Humanos de personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales en el Perú 2014/20153 , que recopila información de diversas fuentes, en el último año se identificaron veinticinco casos denunciados de violencia hacia lesbianas. De ellos, diez ocurrieron en el ámbito familiar y quince ocurrieron a manos de desconocidos en el espacio público. Y cinco de las víctimas eran adolescentes.

FAMILIA ENEMIGA

violencia_lesbianas (2)
El entorno familiar es uno de los espacios más comunes en los que se ejerce violencia hacia las lesbianas, siendo las madres y los padres, las/los principales agresoras/es. Está el caso de Antonella, recientemente expuesto a los medios.

Otro estudio realizado en el Perú sobre el estado de violencia hacia la población LGBTI5 , el 70% de los casos que recogieron, fueron de personas identificadas como mujeres (lesbianas, bisexuales, pansexuales).

“El Estado peruano, ha demostrado continuamente una actitud explícita hacia la obstaculización del avance de los derechos de la población LGBTIQ; como consecuencia de ello, se encuentran pocos avances en los marcos legales o normativos y en la implementación de servicios públicos”, se indica en el documento, el cual enumera minuciosamente una serie de casos que han vivido mujeres lesbianas en el Perú, así como el abandono legal.

Violencia Lesbianas Perú by Sin Etiquetas on Scribd

Comments

comments

Compartir
Artículo anterior#SLAM / Cocina, viajes y pokemongos
Artículo siguienteEcuador: Servidores públicos garantizarán derechos LGBTIQ
Mi primer blog fue verde y era sobre ser lesbiana en Lima. Varios años después regreso a una temática que pensaba cerrada con el objetivo de hacer realidad un sueño: un medio LGTBIQ. Soy periodista desde los 17 años y ya cumplí 40. Soy profesora universitaria, adicta al café, mamá de gatos y perros, lectora desesperada e insomne. Soy la directora de ClasesdePeriodismo.com, consultora en social media, estudiante crónica y amenazo -para no perder la costumbre- que ya voy a dejar el periodismo para fundar un bar. Amo Chorrillos, un distrito que pocos limeños ponen en su biografía.

Dejar respuesta