Adiós a la escena queer: El verdadero Cabaret

0
144

Christopher Isherwood  publicó su libro “Adiós a Berlín” en el 1939. Una mezcla entre diario y novela, sobre sus vivencias en la Alemania, donde pasó los años 30’ donde el nazismo estaba en pleno furor.

En este libro, Isherwood pudo distinguir dos mundos diferentes que convivían en el mismo lugar, la escena queer y el nazismo que eventualmente destruiría la alegría que se podía vivir en los cabarets, las fiestas, y el gran arte, para convertir a Berlín en algo oscuro, triste y lleno de odio.

Cabaret

Al ser un escritor inglés (26 de agosto de 1904 – 4 de enero de 1986), izquierdista y homosexual, vale la pena preguntarse por qué eligió establecerse en Alemania, justo en esa época, pero la respuesta puede encontrarse en aquella alegría que convivía en las penumbras clandestinas de los cabarets de Berlín.

Isherwood fue profesor de inglés durante su estadía en el país y tuvo contacto con los sectores más marginales de Alemania y al mismo tiempo tuvo la oportunidad de codearse con la alta sociedad alemana, pero le fue inevitable el contacto con el nazismo.

El autor pertenecía a una aristocrática familia inglesa. Estudió Medicina y paso por varias universidades entre ellas Cambridge, Oxford, y el King College de Londres.

La película Cabaret, protagonizada por la actriz Liza Minelli, fue inspirada en su libro “Adéu a Berlín”  por lo que él es muy recordado y reconocido a pesar de que la película se basó en otros relatos. Cabaret ganó 8 Oscars.

La obra puede tener un trasfondo político, pero se centra más en una aventura juvenil. Isherwood conoció la vida de las prostitutas, de los pobres, la miseria, la delincuencia, la tuberculosis. También vivirá el sexo, el alcohol, el amor, la soledad y el desengaño.

Si bien la obra relata lo que presencio su autor, él no es el protagonista de la misma, en su lugar Isherwood le da protagonismo a la gente que conoce durante el viaje. No deja muy en claro su homosexualidad, pero la de sus compañeros es descrita sin restricciones.

Este libro presenta la dualidad que tenía Berlín dominado por Hitler, quien si bien podía ejercer su fuerza, nunca pudo acabar con la alegría de su pueblo. Por un lado estaba la dura y fría realidad que presentaba Berlín en el día, y por el otro estaban los miembros queer celebrando la vida, a pesar de que ésta fuera una miseria a manos de uno de los peores dictadores de la historia. Es una verdadera alegría que vuelva a estar en los estantes de las librerías.

Comments

comments

Dejar respuesta