Los gorditos gays también saben amar

0
479

Los estereotipos, la discriminación y prejuicios están a la orden del día para quien desee tomarlos. O, mejor, para quien no busque informarse más allá de lo establecido. Rudo es cuando ese rechazo proviene de tu propio grupo de lucha.

Lesbianas que se refieren a otras como camioneras; o el caso de mujeres gays que tratan con desdén a similares porque “no pareces lesbiana”. O “muy hetero para mi gusto”. Y, fin de mundo –para muchas- si es bisexual o tiene un pasado hetero.

Igual sucede en el bando de los hombres. Hay en el imaginario que el hombre gay debe ser un joven apuesto, cuerpo escultural, muy bien arreglado y hasta imposibilitado para ciertos trabajos que impliquen esfuerzo físico. El mismísimo David salido del cincel de Miguel Ángel.

Sin caer en cuenta que la diversidad es diversa. Hay personas que sienten atracción erótico-afectiva por personas del mismo sexo que son altas, otras bajitas; tez más clara o más oscura; flaquitas unas, otras con más carnita; con dinero o sin él; jóvenes o de más edad. A ratos simpáticas, como a ratos intensas. Cultas y/o frívolas. Y, muy principalmente, con aptitudes para realizar trabajos varios.

La gama es inmensa. Sin embargo, la heteronormatividad hace su entrada y segrega. La mujer lesbiana debe ser, sentir y parecer así y la misma torta la reparte para el hombre homosexual.

¿Qué pasa con los excluidos? Con los que no encajan, los que son diferentes al patrón. Pues, entonces, el camino se hace más espinoso. Porque como diría Cabral: “no soy de aquí, ni soy de allá”.

Ya la ciencia ha estudiado esta situación y advierte que 1 de cada 3 homosexuales ha sido víctima de discriminación por su apariencia física. Ojo, no por grupos homófobicos, sino por los mismos homosexuales, indicó un trabajo publicado por la Psychology of Sexual Orientation and Gender Diversity.gorditos 2

Sobre la discriminación que viven los hombre gay con sobrepeso conversamos con Blass Jiménez, activista de la comunidad LGBTI en la isla de Margarita, Venezuela, quien tiene su pareja desde hace algunos años y son padres de un pequeño.

Me contactó para expresar cómo se sentía sobre esta situación, que aunque no la está viviendo si es bastante cotidiana. Tampoco tuvo reparo en mostrar su cuerpo en estas fotografías.

¿Por qué hablar de los gorditos homosexuales? Qué sientes que está pasando sobre este tema y qué te inquieta?

Pienso que ser homosexual es una condición de vida. El estereotipo del hombre perfecto a mi pensar es un hombre con la misma condición que tú, que te brinde apoyo, comprensión y amor.

Ser delgado, corpulento o gordito, como es mi caso, solo es una apariencia física, que con el pasar del tiempo va cambiando. Por lo contrario, tu homosexualidad seguirá contigo de por vida.

Mi inquietud es que mi comunidad que tanto defiendo y de la cual soy activista, sea o se convierta en clasista/racista. Existe discriminación y muy ofensiva, con palabras alusivas a la gordura y en términos femeninos.

En cuanto la industria publicitaria, tanto en lo heterosexual como en lo homosexual, no me preocupa ya que se usan patrones de belleza perfecta para atacar las fantasías de un público en general. Pero, frente a un espejo debemos saber que no todos somos iguales.

¿Siempre has sido gordito? ¿Has sido víctima en algún momento de discriminación por ello o te ha costado relacionarte con otros hombres debido a tu peso?

No, por un tiempo fui modelo, pero como te dije tu cuerpo cambia, pero tu homosexualidad siempre sigue. En cuanto a discriminación, sí en muchas ocasiones, pero con pensar que sus cuerpos tarde o temprano van a cambiar también me despreocupo. El terror de una persona que discrimina está en su propia casa: El espejo.

¿Los gorditos homosexuales también sienten y aman?

Por lo general somos muy sentimentales y cuando entregamos nuestro corazón lo hacemos en grande.

Al googlear las palabras “gordos homosexuales”, buscando algo de estadísticas o trabajos referenciales, lo que más abunda son expresiones como “los gordos homosexuales también follan”. Algo así como un asombro, como una rareza. Dime tú, ¿los hombres gordos homosexuales también tienen relaciones sexuales?

(Risas) Claaaaaro y creo que con más intensidad, ya que no dejamos pasar el tiempo buscando el chico perfecto

Si has tenido tus conquistas ¿cómo has hecho para sobrepasar la frontera mental que se ponen algunos para quienes no es cool tener un novio gordito?

De relacionarme con otros hombres creo que he corrido con suerte o es muy fácil para mí. Como ya te dije, los que discriminan pierden su tiempo al criticar una relación ya formada o en buscar su príncipe azul, cuando yo simplemente ya lo tengo.

Las ventajas de ser gordito en la vida y en la cama

En la vida somos alegres, cariñosos, casi todos somos buenos cocineros, nos gusta vivir al máximo. Y ¿en la cama? Dioooos, qué pregunta, bueno, de mi parte siempre quiero y doy un poco más de calorcito que alguien de menos peso. (Risas)

¿Te identificas con los llamados osos?

Sí, claro. Y en la comunidad de osos de Venezuela soy bastante conocido por mi cuerpo y por tener vida pública.gorditos 3

Comments

comments

Compartir
Artículo anterior20 canciones para llorar a Juan Gabriel
Artículo siguienteUn niño explica la homosexualidad en 30 segundos
Periodista con MG en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Javeriana de Bogotá-Colombia. Me gusta Serrat, cultivar plantas, las películas de Almodóvar, los libros de Gabriel García Márquez, contemplar las estrellas y andar por la vida aprendiendo de todo lo que me rodea, especialmente, de la gente sencilla y de mi hija Camila.

Dejar respuesta