El Salvador: Aldo Peña demandará a juez por proteger a su principal agresor transfóbico

0
105
Foto: El Faro

Aunque el juzgado Quinto de Sentencia de San Salvador condenó a dos agentes de la Policía Nacional Civil por agredir el 27 de junio de 2015 a Aldo Alexander Peña, un hombre transgénero, quien trabaja en el Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM), la víctima aseguró que demandará al juez que llevó el caso por supuestamente proteger al principal agresor.

“Eran siete policías los imputados, el juez delegó que tres de ellos estuvieran sobreseídos y cuatro fueran a vista pública. Pero ayer cuando llegamos a la vista pública nos damos cuenta que son cuatro los sobreseídos. ¿No sé en qué momento el juez determinó dejar al otro libre de cargo sin estar nosotros presentes?”, denunció Peña.

Según la parte acusatoria la lucha sigue, pues aunque los otros tres están sobreseídos se ha presentado el recurso de apelación para revocar dicha medida. Ahora se suma la lucha por procesar al cuarto sobreseído sin presencia de ambas partes.

“Ahora la fiscal pedirá el audio y la orden de instrucción donde se determinó que eran tres sobreseídos. Y se va a reaperturar la denuncia contra este policía, cuyo nombre es Jesús Rivera Salgado, que prácticamente fue el que más violentó, golpeó, ofendió y más se refirió con odio a mi sexualidad; y está ahí libre”, enfatizó el miembro del CAM.

Asimismo, señaló que el juez impidió que Kerlin Belloso de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) participara como querellante en el proceso contra los agentes policiales. No obstante, logró estar en la audiencia en calidad no letrada, asesorando a la fiscal.

“Al juez lo vamos a demandar, aunque se dice que contra estos señores uno la lleva de perder, pero ayer fue una prueba de que haciendo la lucha, no bajando la guardia se puede hacer justicia. Si Dios nos ha dado la oportunidad de seguir viviendo, hay que buscar la justicia, pensando en las personas (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans) que han muerto y sus homicidios siguen impunes”, puntualizó Aldo Peña, transgénero agredido en junio de 2015 tras asistir a la marcha de la diversidad sexual.

El daño psicológico no será reparado fácilmente

Tras sufrir el ataque transfóbico por parte de elementos policiales, Aldo confesó que recibió apoyo para recibir terapia psicológica, sin embargo, el trabajo y el proceso judicial impidieron que lo recibiera hasta lograr avances.

“El apoyo me lo han brindado, pero por el tiempo deje a un lado mi salud, porque tenía que estar pendiente del proceso, ahora que siento algo de desahogo quiero buscar directamente la ayuda para mí y la persona que me acompañaba esa noche, quien también fue violentada, por el simple hecho de pedirle al policía que viera mis documentos para que supieran que no era un delincuente”, relató.

El apoyo fue fundamental

Desde el momento que se denunció el ataque hacia él y la persona que le acompañaba, Aldo recibió apoyo tanto del alcalde municipal de San Salvador, el director del CAM, asociaciones de la diversidad sexual y organizaciones especializadas en derecho.

“El alcalde Nayib Bukele se pronunció ante el hecho, también lo hizo el director del CAM, eso ayudó a visibilizar mi caso en los medios, en el trabajo luego se me trató en igualdad de condiciones, con la diferencia que se me mantuvo prácticamente un año en trabajos administrativos. Esto por la misma incomodidad personal en hacer el trabajo en la calle o en cercanías de policías”, comentó.

El activista de derechos humanos enfatizó que recibió apoyo moral de organizaciones LGBTI nacionales e internacionales, desde el día que sufrió la agresión.

Temen por su vida tras la condena a policías

Muchas personas han expreso al activista el temor a que sea víctima de ataques como consecuencia de la condena a los policías que le agredieron. Sin embargo, envió un mensaje de aliento a la población LGBTI para que denuncie cualquier violación a sus derechos humanos.

“Por la resolución me dicen que tenga cuidado, que me vaya de donde vivo. Yo les invito a dejar a un lado el miedo y si Dios nos ha dado la oportunidad de seguir viviendo hay que buscar la justicia, pensando en las personas que han muerto y sus homicidios siguen impunes. Si nosotros queremos justicia dejemos a un lado el temor y tomemos la mano de Dios para lograrla”, puntualizó.

Mensaje a la población LGBTI salvadoreña

Aldo quiso enviar un mensaje concreto a la población LGBTI salvadoreña, con fe en que su caso sentará un precedente judicial que permita esclarecer delitos y combatir la impunidad de los crímenes de odio.

“No permitamos este tipo de arbitrariedades, no tengamos miedo, aunque luchamos con un sistema corrupto, tenemos la prueba de la resolución de ayer, la justicia está pero si la sociedad y la población LGBTI quiere tenerla, debemos ser fuertes y dejar a un lado el temor”, finalizó.

Comments

comments

Compartir
Artículo anteriorLos Rostros de la Inclusión
Artículo siguienteUna pareja de mujeres protagoniza un spot de Chevrolet
Periodista, Community Manager, freelance, Comunicador Social, Animalista, Ambientalista y Docente. Como parte de la diversidad sexual mi compromiso es dar voz a quienes son silenciados por ser considerados minoría. Amo ser autodidacta y compartir los conocimientos. Mi delirio los gatos y un buen café.

Dejar respuesta