Carmilla la primera historia de vampiros lésbica

0
1004

El vampiro más popular es claramente Drácula. Es lo primero que pensamos cuando nos referimos a la literatura de esas criaturas de la noche, es imposible no pensar en el libro de Bram Stocker, ya que ha definido el género desde que fue publicado hace más de 100 años.

Antes de que Stocker comenzara a investigar su libro ya existía otra historia de vampiros escrita en Irlanda. Carmilla, una novela de Joseph Sheridan Le Fanu, que podría ser tomada como la novela de vampiros de la Europa moderna.

Escrita en 1871, la novela cuenta la historia de Laura en primera persona, una joven inglesa que cae presa de una hermosa vampiresa, llamada Carmilla.

Al principio, ella estaba escondida de la muchacha que recién llego a su pueblo, pues luce exactamente a un espectro que vio cuando era niña en una pesadilla. Pero esos sentimientos se van rápidamente y son reemplazados por una ardiente relación que crece con intensidad.

Durante el comienzo de su relación, comienza a crecer pánico en los pueblos cercanos, cuando jovencitas comienzan a sentirse mal por una misteriosa enfermedad que eventualmente causa sus muertes. Luego en la novela Laura se enferma, y tiene pesadillas recurrentes en las que un gato gigante la ataca a la noche.

La novela fue escrita durante la época Victoriana, un período conocido por las morales estrictas y la represión sexual, por lo que los vampiros se convirtieron rápidamente populares. La premisa de estas novelas es que hasta los más puros de corazón no pueden resistirse ante la seducción supernatural.

Las mujeres de la época estaban muy reprimidas, y los poderes de los/las vampiros son considerados malvados y que están atados a las fuerzas malévolas. En casi todas las historias de vampiros  las mujeres que son atraídas terminan muertas, a menos que los hombres de sus vidas las rescaten. Por lo que la temática de los vampiros proporciona una salida para los deseos sexuales y una lección moral sobre los peligros de caer en esos deseos.

Laura es la perfecta víctima en esta novela, ella se siente asqueada y atraída a la vez ante esta bella criatura. Y el hecho de que la misma es una irresistible y adorable mujer solo hace que sus sentimientos sean más confusos.

“Experimenté una emoción extraña tumultuosa que era placentera, de vez en cuando, se mezcló con una vaga sensación de miedo y asco. […] Yo era consciente de un creciente amor en adoración, y también de repudio.”

Los sentimientos de Laura son correspondidos, ya que a pesar de que nos dan a entender que Carmilla no siente nada por sus víctimas, Carmilla se siente enamorada por algunas de ellas. Al parecer Laura es una de ellas.

Carmilla fanart 1

“Con ojos de placer ella me atrajo hacia ella, y sus labios calientes viajaron a lo largo de la mejilla en besos; y ella susurro, casi en sollozos, “Eres mía, serás mía, tú y yo somos uno para siempre. ‘”

Carmilla ha inspirado varias historias de vampiras lesbianas en el correr del tiempo, incluso una adaptación para la web hecha en Canadá.

Lo que hace que esta novela sea tan querida es sus diferencias del género, el hecho de que la historia se centra en torno a dos personajes femeninos, cuya relación se complica por los sentimientos lésbicos que se ven a través del trasfondo de la novela.

Comments

comments

Dejar respuesta