Ecuador condenado por discriminación basada en orientación sexual

El 01 de noviembre la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) dio a conocer el fallo del caso Flor Freire por el cual se determinó la responsabilidad internacional del Estado de Ecuador por discriminar sobre la base de la orientación sexual percibida de Homero Flor Freire, ex Teniente de la Fuerza Terreste de dicho país.

El caso se originó debido a la sanción que recibió Homero por supuestamente haber mantenido relaciones sexuales con un hombre al interior de un Fuerte Militar. Pese a que desde el inicio del procedimiento de investigación, Homero negó que haya mantenido relaciones sexuales con otro militar. Esto, sin embargo, no impidió que se emitiera un pronunciamiento sobre la orientación sexual como categoría protegida, pues la sanción fue impuesta al amparo de las normas que condenaban los actos homosexuales de los militares.

En efecto, el Reglamento de Disciplina Militar condenaba como una falta contra la moral el realizar “actos sexuales ilegítimos” dentro de los centros militares. Esta falta era sancionada con días de arresto de rigor o suspensión de funciones. Sin embargo, el mismo Reglamento sancionaba con la baja del militar si este era sorprendido en “actos de homosexualidad”.

La Corte puso especial énfasis en que los actos sexuales entre heterosexuales eran castigados únicamente si estos eran cometidos dentro de los recintos militares; sin embargo, para los actos de homosexualidad no se preveía tal excepción, por lo que la finalidad de la norma era sancionar a los homosexuales aun cuando estos mantengan relaciones fuera de los centros militares.Ecuador-Ejército

En tal sentido, se determinó que el “alcance del derecho a la no discriminación por orientación sexual no se limita a la condición de homosexual en sí misma, sino que incluye su expresión y las consecuencias necesarias en el proyecto de vida de las personas”. Asimismo se estableció que “los actos sexuales son una manera de expresar la orientación sexual de la persona, por lo que se encuentran protegidas” por dicho derecho. Como consecuencia, se halló culpable al Estado ecuatoriano por la vulneración del derecho a la igualdad ante la ley y la prohibición de discriminación por orientación sexual.

Del mismo modo, se halló la responsabilidad internacional del Estado por la violación del derecho a la honra y la dignidad de Homero “debido a contexto social en el cual se desenvolvía y a las circunstancias específicas que dieron lugar a su baja”, más aún si se toma en cuenta que se tomó como referencia una norma discriminatoria por orientación sexual.

Finalmente, la Corte condenó al Estado por la violación al deber de garantía en la medida que el juez militar que resolvió el caso había actuado y adoptado decisiones previas al inicio del procedimiento y de su fallo como juez del caso.

Debido al excesivo transcurso del tiempo desde la fecha de baja, resultó imposible ordenar la reincirporación de Homero al servicio activo de las Fuerzas Terrestres ecuatorianas, sin embargo la Corte ordenó su pase a situación de retiro o de servicio pasivo con el pago de las remuneraciones que hubiera percibido desde la fecha de su baja, así como el pago de una indemnización por el daño moral sufrido.

El caso de Homero constituye la tercera sentencia condenatoria de la Corte IDH a un Estado responsable de violar la prohibición de discriminación por orientación sexual.

Comments

comments

Dejar respuesta