Dinamarca ya no considera la transexualidad como una enfermedad mental

0
58

Por John Asthar Chacón (*)

La transexualidad ha sido eliminada de la lista de enfermedades psicológicas, aplicándose desde el pasado 1 de enero en Dinamarca. El país europeo es el primero en dar este paso, según datos ofrecidos por el Ministerio en Copenhague.

La reforma legal fue aprobada en el parlamento de la nación nórdica la pasada primavera y entraría en vigencia el primer día del 2017, esto, si la Organización Mundial de la Salud no hace los cambios respectivos. La OMS nunca hizo los cambios y entró en vigor la modificación.

Los ciudadanos celebraron la medida, entre otros, el presidente de la federación nacional LGBT danés, Søren Laursen, en el que afirmó que la acción “elimina” el estigma que existía en la comunidad trans en los sistemas de salud, según declaraciones ofrecidas a la Agencia Ritzau, de Dinamarca.

Por su parte, Thor Perdersen, portavoz de la organización LGBT Denmark, consideró al cambio como “simbólico, pero importante”, y destacó que es de mucho valor que a las personas trans no sean marcadas como enfermos mentales.

Sin embargo, los individuos que deseen someterse a un proceso hormonal o de cambio de sexo deberán pasar antes por una serie de evaluaciones psicológicas, lo que evidencia que, a pesar de la disposición, no cambian las opciones de tratamiento.

Poco a poco…

Desde enero de 2016 las personas menores de 18 años pueden someterse a tratamientos hormonales en la  Clínica Sexológica de Copenhague, única que ofrece los tratamientos en este país. Hasta finales de diciembre de ese año, fueron tratados unas 100 niñas y niños que querían cambiar su género. El centro médico recibió 55 remisiones hasta el mes de junio para procedimientos de reasignación de sexo, y la cifra anual se estimaba que alcanzara entre 120 y 130 solicitudes.

(*)  Soy Periodista en Venezuela, un país políticamente peligroso. Adoro a mis dos gatos. Colaboro para Sin Etiquetas y me gusta ser migrante de un mundo digital a otro completamente analógico.

Comments

comments

Dejar respuesta