Nos toca luchar por el reconocimiento y la protección legal de los intersexuales

0
70

Intersexuales no occidentales

Por Daniel Rodríguez Claveli 

Las personas intersexuales son más comunes de lo que se suele creer. Su presencia a través de la historia y en distintos espacios geográficos ha sido recopilada y detallada por viajeros, antropólog*s y otr*s investigador*s.

En su libro The travels of Sir John Mandeville, John Mandeville describe una isla donde existían hombres y mujeres que vivían pegados unos a otros, no tenían más de una teta,  poseían tanto genitales masculinos como femeninos y podían hacer uso de estos a placer. Seres con doble sexualidad capaces de reproducirse.

Los navajos del suroeste de Estados Unidos reconocen tres sexos: varones, hembras y hermafroditas (intersexuales). Este último se subdivide en tres más y son conocidos como nadle. Existen los verdaderos nadle, los falsos nadle varones genitales y los falsos nadle hembras genitales. Para los navajos aquellas personas con estatus de hermafrodita son muy valoradas, se les asigna tareas y comportamientos que por lo general están relacionados a las mujeres y además derechos especiales. Los nadle pueden relacionarse tanto con hombres como con mujeres, pero no con otros nadle. Los hombres pueden relacionarse con mujeres, nadle y falsos nadle, y las mujeres pueden relacionarse con hombres, nadle y falsos nadle.

En Kenya, existe una cultura conocida como los pokot, los cuales reconocen un estado intersexual denominado sererr, el cual no es percibido ni como hombre ni como mujer. En este caso, el estatus de hermafrodita dentro de esta cultura no tiene privilegios debido a su supuesto incompleto desarrollo genital, ya que dentro de la tradición de esta comunidad para ser una persona de verdad, es decir, un verdadero pokot, estos deben ser diestros en el sexo.

Entre la comunidad de los sambia de Papua Nueva Guinea, también se reconoce un estatus intersexual, el cual cumple como categoría de tercer género. Estas personas son denominadas kwolu-aatmwol, lo cual significa “cosa masculina que se transforma en cosa femenina”. A lo largo de su crianza estas personas ocupan un lugar estigmatizado dentro de su cultura y son denominados varones kwolu-aatmwol, que significa personas que parecen más varones que mujeres, que se sabe que son hermafroditas.

Estos cuatro ejemplos de vivencias intersexuales demuestran que el estatus social que ocupan las personas intersexuales no está determinado por la naturaleza, sino por la cultura en donde se encuentran y por el conocimiento o desconocimiento de las personas que las rodean. Evidencia necesaria paraluchar por el reconocimiento y la protección legal de las personas intersexuales en Venezuela y el mundo.

Fuente: https://manifies.to/rompiendolanorma/article/2212

Comments

comments

Dejar respuesta