No a la homofobia. Esta frase se escuchó con fuerza en las calles de Lima, donde hoy se celebró la Marcha del Orgullo LGBTI, la décimo sexta jornada. No a la bifobia. No a la transfobia. No a la lesbofobia. ¡Qué viva la diversidad! Miles de personas marchamos por la igualdad en el Perú, miles alzaron su voz y dijeron NO a esa intolerancia maldita que deja a muchas personas en el clóset, que las obliga a llevar una doble vida, que no les permite ser feliz.

Pero toda marcha es una fiesta. Y en esta ocasión, como en tantas otras, a la indignación se sumó la alegría o mejor dicho el orgullo de ser lo que quieren ser. El orgullo de ser gay, lesbiana, bisexual, transexual, intersex, queer. El orgullo de SER, así en tres palabras.

Marchamos, gritamos, celebramos. Esta jornada reunió a ciudadanos LGBTIQ y a heterosexuales que entienden bien que la igualdad es un derecho, que todo lo demás es solo mierda, que esas críticas a lo diverso provienen de la ignorancia y la estupidez, que vivir bajo amenaza y con insultos no es el Perú que queremos.

No, no se quiere a Phillip Butters, ese periodista peruano que gracias a un micrófono y a una audiencia que odia a las personas que aman a otras de su mismo sexo, amedrenta a los homosexuales y amenaza con golpear a las lesbianas si tienen la osadía de besarse en algún lugar donde estén sus hijas. El Perú de Phillip Butters no marchó hoy. Marchó un país distinto, un país con esperanza, un país que puede ser otro.

Estas son las fotos:marcha

marcha2 marcha3marcha-6

marcha-mas

marcha

lgtb lgtbi
marcha-1chica-maravilla

Comments

comments

Dejar respuesta