Por Jose Armando Gonzalez Ojeda

El amanecer de María Centeno este 28 de junio fue diferente. No fue a celebrar el Día del Maestro nicaragüense porque tenía un momento especial con su hija lesbiana. A las 12 del día estaban listas para viajar desde la provincia de El Viejo, Chinandega, hacia la capital Managua y marchar junto a otros padres y madres que demandan iguales derechos para sus hijas e hijos LGBTI.

img_1495

Doña María es una de las decenas de madres y padres que por primera vez encabezaron la marcha por el orgullo lésbico gay en Nicaragua.

“Marcho por que hoy es un día especial para mi hija, el clóset es para la ropa no para nuestros hijos. Si no los apoyamos nosotros nadie lo hará y no debemos permitir que otras personas los discriminen”.

nicaragua

Esta maestra de la educación primaria se siente orgullosa de su hija lesbiana “destapada”, pero lamenta que sus derechos sean vulnerados, y más aún que la comunidad entera no pueda vivir libre de discriminación.

La marcha que recorrió la carretera Masaya, una de las principales arterias de la ciudad, estuvo concurrida por cientos de miembros de la diversidad sexual provenientes del interior del país al ritmo de comparsas, música noventera y consignas pidiendo igualdad de derechos para todas y todos.

nica-2 nica-3 nica-6

Los activistas demandan una vez más al estado nicaragüense respuestas más claras para garantizar los derechos humanos de la comunidad LGBTI, principalmente el acceso a la educación, salud y trabajo.

Para Tanya Irías del Grupo Lésbico Artemisa, las demandas son claras: “demandamos un empleo digno y bien remunerado, y que la empresa privada o el estado no te obligan a estar dentro del clóset para esconder tu identidad o preferencia”.

Las transgéneras son la población más vulnerable ante las situaciones de violencia y discriminación. La mayoría deja la escuela por el acoso escolar y esto repercute en la falta de oportunidades para el trabajo formal.

Ludwica Vega de la Asociación Nicaragüense de Personas Trans (ANIT), señaló que es urgente una ley de identidad de género para el disfrute pleno de los derechos de las mujeres y hombres trans en Nicaragua.

El pasado 27 de junio, varias organizaciones de la diversidad sexual presentaron ante la Alcaldía de Managua una propuesta de ordenanza municipal para declarar la capital zona libre de discriminación, respaldada con la firma de 12 mil ciudadanos.

“Queremos que la Acaldía empiece a trabajar la defensa de los derechos humanos desde sus trabajadores y el respeto a la diversidad en toda la municipalidad”, señaló Marvin Mayorga de la Iniciativa desde la Diversidad Sexual por los Derechos Humanos (IDSDH).

La diversidad sexual en Nicaragua lleva 11 años marchando por sus derechos humanos.

Comments

comments

Dejar respuesta