Bianca Sierra y Stephany Mayor entrenan a diario. El fútbol sigue siendo parte de sus vidas, pero ahora en Islandia. Estas dos mexicanas fueron discriminaras por amarse. La gente en redes sociales las insultaba y el entrenador de la Selección de Fútbol Femenina las cuestionó. La historia de este amor ha sido publicada en The New York Times con un titular que lo dice todo:  Dos estrellas mexicanas del fútbol encuentran la aceptación a su amor… en Islandia.

Las mexicanas contaron que dar a conocer su relación homosexual fue el comienzo de una pesadilla

Bianca Sierra y Stephany Mayor, que jugaron la Copa del Mundo en 2015, relataron que al mostrar de forma pública su unión, con una selfie en Twitter en 2016, en esa red social recibieron insultos homofóbicos.

Pudieron con eso. Pero no con el desprecio del entrenador. En una charla técnica en 2015, previa al Mundial, el entrenador de la Selección Mexicana Femenina, Leonardo Cuéllar, dijo ante todo el equipo: “A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros”.

“Es difícil pensar que eso pase en Estados Unidos”, dijo Sierra a NYT. Y agregó: “Cuando Estados Unidos ganó el Mundial en Canadá, Abby Wambach besó a su esposa en el campo; es algo normal”.

Otras dos jugadoras confirmaron el relato de Mayor y Sierra, pero pidieron mantener su anonimato porque todavía están en la selección. Cuéllar no hizo comentarios sobre lo contado por las jugadoras ni declaraciones.

Comments

comments

Dejar respuesta