Caso Kevin Spacey: Cuando una salida del clóset no alegra a nadie

0
741

Normalmente cuando una celebridad sale del clóset lo que toca de parte de la prensa y de los fans es aplaudir su decisión. El actor Kevin Spacey se declaró gay anoche, pero sus palabras aparecen en un contexto indignante: una denuncia de acoso sexual en su contra. El hecho ocurrió en 1986. La víctima tenía 14 años.

La estrella de ‘House of Cards’ y ganador del Oscar admitió su homosexualidad (un rumor constante en Hollywood) y pidió disculpas al actor Anthony Rapp, quien lo acusó de habérsele insinuado sexualmente durante una fiesta en 1986.

Anthony Rapp, conocido principalmente por su papel en la versión original del musical de Broadway “Rent”, aseguró a Buzzfeed que sufrió acoso sexual por parte de Spacey.

“Si me comporté como [Anthony Rapp] dice, le debo mis disculpas más sinceras por lo que habría sido un comportamiento en estado de ebriedad muy inapropiado”, dijo el protagonista de ‘House of Cards’.

Kevin Spacey empujó hacia su cama a Rapp, y se tumbó sobre el adolescente.

“Buscaba seducirme”, explicó Rapp a Buzzfeed. “No sé si hubiera utilizado ese lenguaje, pero era consciente de que intentaba llevarme al terreno sexual”.

Anthony Rapp aseguró que escapó rápidamente de Spacey y que se encerró en el cuarto de baño, antes de salir del apartamento y volver a su casa.

Las acusaciones de Rapp se producen en medio del enorme escándalo abierto contra el productor estadounidense de Hollywood Harvey Weinstein, acusado por más de cincuenta mujeres de diversas agresiones o de acoso, y también de varias violaciones.

Rapp afirmó que su paso adelante se debe a “intentar cambiar décadas de comportamiento permitido porque mucha gente, incluido yo, ha permanecido en silencio”.

“Soy muy consciente del momento que vivimos y espero que esto (sus revelaciones) puedan hacer la diferencia”, agregó.

Según Rapp, que vivía con su madre con ocurrieron los presuntos hechos, nadie ponía en duda que un adolescente acudiera a una fiesta organizada por un actor “porque eran otros tiempos”.

Las declaraciones de Spacey suscitaron todo tipo de reacciones. Algunas personas vieron en ellas una estrategia para desviar la atención sobre su conducta con un adolescente.

Sus palabras hubieran sido mejor recibidas en otro contexto. Hoy no importa si es gay o no. Lo que realmente importa es la denuncia de acoso sexual a un menor.

Comments

comments

Dejar respuesta