Deidades y ganas, ganas, muchas ganas

Por las maniobras, por la delicadeza, por la paciencia como poco a poco el acólito fue acariciando el cuerpo dorado de Silvia. Ella supo que no era su primera vez, que ya era ducho en el arte de poseer cuerpos. Ella se dejó hacer y sí que la hicieron. Cuando llego el momento decisivo, Macarena era ya, una música fácil.

Sin censura

Por Víctor Prado. Cuando estaba más peque, mamá me habló de respeto porque solía discutir  con  mi hermanito menor. Nos sentó a ambos y nos explicó:...

Mi amiga virtual no tiene Internet

He decidido escribirte pensando que algún día, espero pronto, tengas internet.

Clóset

El día de la marcha, ella estaba en la esquina más desnuda del parque. Su cabello negro y muy corto parecía imposible de despeinar,...

Rossy y Weii: La fascinación por estar juntas

Sin mediar muchas palabras, me tomo por la cintura, me llevo a la pared y me comió la boca con un beso apasionado y furtivo, sentía sus ganas al morderme los labios, al chuparme la lengua, cuando me miraba de esa manera tan intensa y fuerte como solo ella lo hace.

Susurros

Por Rossybell Tobón Prieto (*) Ya no hay más nada que no pueda recordar, exceptuando, como la suavidad de sus labios rozaba mi cuello, como...

¿Vamos a ver cómo amanece en la ciudad de la furia?

Por María Alejandra Benavides Era el último miércoles de cada mes y como siempre estaba a reventar, el almanaque señalaba que el Bardearte se abría paso...

Tu stalker favorita

¿Te persigue alguien en la red? No te asustes. No todos buscan lastimarte, robarte o chantajearte.

Genoveva: Durazno suave

Cuento trans

Esta lesbiana va a dormir en San Valentín

San Valentín es una verdadera mierda. Le declaro la guerra a San Valentín. Solo me deprime, y me pone en situaciones comprometedoras, tristes. San Valentín...